'La quinta ola' - ¿Y?

03.02.2016 20:23

Para los no iniciados en la materia decir que 'La quinta ola', publicado en 2013, es el primer libro de una trilogía escrita por el autor estadounidense Rick Yancey que se completa con 'El mar infinito' (2014) y 'La última estrella', que se publicará este mismo año. Se trata de una novela de ciencia ficción y literatura juvenil narrada en primera persona desde la perspectiva tanto de Cassie Sullivan como de Ben Parish y Sam Sullivan, el hermano pequeño de Cassie. Y su argumento, básicamente, gira en torno a unos aviesos alienígenas que invaden por fases nuestro a veces querido planeta con aviesas intenciones.
 
Buscando información sobre la cinta he ido a parar como no a la Wikipedia, el Espasa del siglo XXI. Y me ha llamado soberanamente la atención que, según se puede leer ahí, los críticos literarios han comparado el éxito de la obra tanto con 'Los juegos del hambre' de Suzanne Collins como con 'La carretera' de Cormac McCarthy. Cuanto menos curioso cuando hablamos de dos obras tan dispares y, sobre todo, con objetivos (y resultados) a priori tan distintos (tanto en el cine como sobre el papel). Como no es menos curioso que la obra en sí mismo parezca contar con una buena opinión en líneas generales, alejándola un poco de "la ola" de literatura fantástica adolescente surgida a la vera de los vampiros de 'Crepúsculo'. Al menos, en apariencia.
 
Sinceramente, ni idea. Y aún más sinceramente, ni idea de si lo que pone en la Wikipedia es cierto o no. De lo que sí tengo idea es de las intenciones de los productores de 'La quinta ola', la película, pues a juzgar por el resultado parecen haber tenido muy presente que se trataba de parecerse a 'Los juegos del hambre' antes que a 'La carretera'. ¿En qué sentido? Pues en el que por desgracia suele ser el más tradicional (y en el que sí se les pueda culpar): la simpleza e intranscendencia conceptual del "¿Y?". Esto es, aquella que aún al borde del fin del mundo antepone las hormonas de la adolescencia a la madurez de una situación, sobre el papel, puede que también en el cine, con tanto potencial para dar todo tipo de juego incluso sin esperarse "a la siguiente".
 
De no estar tan condicionada/hipotecada/corrompida/infectada -táchese lo que se prefiera- por su clara condición de producto comercial "teenager", 'La quinta ola' podría no haber estado nada mal como demuestra un arranque bastante interesante. Pero lo está, y aunque tarda en hacerlo, finalmente termina por sucumbir ante los encantos de la adolescencia, algo que de por sí no sería nocivo, que tampoco se trata de ser el adulto gruñón y malhumorado de turno que ni entiende ni quiere entender "a la juventud de hoy en día". Lo nocivo viene a ser su infecciosa capacidad cuasi cancerígena para con casi todos los mecanismos que vertebran una producción cinematográfica... cualquier producción cinematográfica como lo fue la presente (en otra vida).
 
Es cierto que al igual que ocurre con la séptima entrega de 'La guerra de las galaxias', no hay nada en 'La quinta ola' que no remita a algo que ya hemos leído, visto o que no trasmita cierta sensación a déjà vu. Da lo mismo, que igualmente arroja (todo por la borda) por la vía fácil, cómoda... y por supuesto, superficial sin esgrimir siquiera un ápice del sentido del espectáculo para todos los públicos de J.J. Abrams. Después de un apreciable debut con 'La desaparición de Alice Creed', J. Blakeson (y su reparto) sucumbe a la comercialidad de esta mole que, a su vez, sucumbe ante su propia inoperancia para dar validez, sentido, orgullo o fundamento a esa misma comercialidad. "¿Y?" se pregunta uno, "¿Y?" se preguntará el otro... ¿Y?
 
NOTA: 4/10