'Pesadillas' - Una pandilla alucginante

03.02.2016 20:19

'Pesadillas' es una pequeña gran aventura de corte familiar que remite claramente a la simpatía de títulos de los 80 como 'Una pandilla alucinante', cinta con la que encontramos no pocas similitudes argumentales. Títulos que en su mayoría, y dejando a un margen la perspectiva (o distorsión) que nos permite la distancia, en realidad no eran gran cosa desde un punto de vista medianamente objetivo y tal vez adulto, pero que los chavales y adultos de espíritu más joven disfrutábamos con total despreocupación, sin poner reparos y a sonreír, que la vida son los dos días que han pasado desde entonces (tan deprisa).
 
Es evidente que muchos de los cineastas actuales han crecido y/o se han formado durante los años 80, llegando a ser la referencia a dicha década una constante que roza el cliché a ambos lados de la pantalla. Hasta tal punto que puede resultar... ¿excesivo? ¿oportunista? ¿cobarde? ¿demasiado fácil? A veces sí, otras veces no tanto y de vez en cuando en absoluto. En el caso de 'Pesadillas', dónde se hace más que patente el influjo ochentero de la Amblin de Steven Spielberg, un comentario que lo resume todo para quiénes tenemos el (buen) gusto, definitivamente no. Porque son estos los casos que verdaderamente nos remiten a "aquellos maravillosos años" con rotunda clarividencia.
 
Rob Letterman interpreta de forma literal el modelo de cine apadrinado por Spielberg en títulos como 'Gremlins', de la que 'Pesadillas' podría ser un pseudo-remake en dónde se han sustituido a los hermanos de Guizmo por monstruos de toda clase. Esta interpretación del mundo de R.L. Stine que sitúa al propio novelista en el centro de la acción es una mezcla de terror, comedia y aventuras que funciona con la más básica de las directrices: pasarlo bien. Y así es, 'Pesadillas' es un divertimento familiar que convalida su modestia con relativa nobleza, la de quién como el algodón no engaña de paso que rinde debido tributo al espíritu de la obra de su autor. Un paquete completo.
 
Es cierto que se echa en falta algo de ambición como película, de amor propio a la hora de intentar elaborar un discurso propio o un tercer acto algo más pulido. Del mismo modo, el abuso de los efectos CGI (de dudosa calidad) le restan algo de credibilidad y sobre todo encanto. No obstante, aquellos filmes de los ochenta tampoco eran perfectos (aunque algunos lo parezcan en nuestra cabeza). Al igual que aquellos, 'Pesadillas' es un título "simpático" con lo que todo ello conlleva, humilde por convicción y sobre todo eficaz en sus propósito de generar una sonrisa cómplice en el espectador de principio a fin. Preocuparse de algo más sería darle importancia a lo que nunca la debería de tener.
 
NOTA: 6,5/10